Cómo plantar Frutales

Cómo plantar un melocotonero y una nectarina

Cómo plantar un melocotonero en tu jardín
Cómo plantar un melocotonero en tu jardín

El melocotonero y la nectarina son árboles frutales muy parecidos y, por tanto, comparten el mismo tipo de necesidades. El lugar ideal para plantarlos es al lado de una pared que reciba bastantes horas de sol diario. De esta forma crecerá protegido del viento y en condiciones similares a sus lugares de procedencia (climas cálidos). Ambos árboles son fértiles por si mismos, solo basta con proporcionarles el espacio adecuado. El melocotonero produce fruto a partir de su cuarto año de crecimiento y es un árbol que puede vivir en torno a los 30 años.

Los melocotoneros y nectarinas se plantan a partir de los patrones que podemos comprar en un vivero o tienda especializada. El mejor momento para la plantación es cuando el árbol se encuentra en el momento de latencia, en invierno. Como no son árboles muy vigorosos no es indispensable utilizar portainjertos enanizantes.

Los melocotoneros y nectarinas necesitan suelo de tipo franco y profundo, que tenga buen drenaje y sea fértil. El pH del terreno debe ser entorno a los 6,5 o 7. Como se trata de árboles de tronco corto necesitan una exposición constante al sol y deben mantenerse protegidos de las heladas para que las primeras flores no sufran a comienzos de primavera, para protegerlas se puede utilizar tejido hortícola. Cuando la planta aún es joven debe abonarse cada primavera utilizando un fertilizante de tipo general: harina de pescado, sangre y huesos, etc. para así potenciar un crecimiento más intenso. Cuando, pasados los cuatro años, la planta ya es adulta, el único cuidado que hay que aportar al suelo es un acolchado anual de estiércol.  Cuando se han formado los frutos, hay que vigilar que la planta está bien regada, pues es el momento más sensible a la sequedad.

La flor del melocotón tiene un color rosa pálido

La flor del melocotón tiene un color rosa pálido y florece en primavera

Como todos los árboles que dan frutos de hueso, la poda no debe realizarse en invierno, puesto que expondríamos la planta a las enfermedades del estertor purpúreo o chancro bacteriano. La poda debe retrasarse hasta principios de primavera, eliminando los trozos de madera que estén enfermos. Hay que podar las ramas que se crucen y puedan sufrir daños producidos por el rozamiento, o en aquellas partes donde el árbol presente un abarrotamiento excesivo de ramas. Se puede utilizar el método de renovación parecido al de los cerezos. En la poda debe mantenerse la copa despejada, evitando grandes cortes, que pueden provocar la enfermedad del chancro.

La cosecha de los frutos debe esperar hasta que éstos hayan madurado por completo, de esta forma son muy fáciles de desprender del árbol y están preparados para consumir. Para almacenarlos se puede hacer conserva de los melocotones y nectarinas.

El melocotón es un fruto delicioso

El melocotón es un fruto delicioso, puede utilizarse para postres y zumos

Las plagas y enfermedades que afectan a estos dos ejemplares son: la lepra o abolladura, el estertor purpúreo, el chancro bacteriano y midiu. Entre las plagas más comunes están los áfidos, la araña roja y los cóccidos (en invernadero).

Las variedades de melocotón son: Amsden June y Peregrine. En cuanto a nectarina encontramos: Early Rivers y Lord Napier.

Nombre científico
Prunus persica y prunus persica nectarina
Época de cosecha
Cuando los frutos están completamente maduros
Época de plantación
Invierno

Deja tu comentario