Jardín Plantas y flores

La Flor de Pascua

Flor de Pascua
Flor de Pascua

Cercana la Navidad, llega a nuestras casas la Poinsettia, más conocida como  Flor de Pascua o flor de Navidad. Es un arbusto de hoja caduca procedente de México, que alcanza una altura de entre 3 y 5 m en el exterior y en  interior unos 50 cm de alto. Es una planta decorativa muy vistosa, de espléndidos colores rojos, rosas, anaranjados, crema o blanco verdoso. Sus hojas superiores (brácteas) se confunden con la flor del centro, unas pequeñas vainas amarillas con estambres negros. Los tallos secretan un látex muy venenoso y las flores se reúnen en inflorescencias, donde se encuentran muchas flores masculinas y solo una femenina cuyo fruto es una cápsula con tres semillas.

La Flor de Pascua es una planta delicada de prolongada floración. Necesita  de unos cuidados mínimos  para que siga decorando nuestra casa hasta casi el final de la primavera. Después podemos sacarla al exterior si el clima lo permite  o mantenerla  dentro con unos cuidados específicos.

Cuidados de la Flor de Pascua: Riego: Dejar que el sustrato seque entre riego y riego. Podemos regar dos veces por semana. No regar directamente sino dejar unos 20 min agua en el plato y  retirar la sobrante. Temperatura: entre 10 y 25 grados. Abono: lo haremos en  dos épocas. Entre febrero y marzo, usando abono de crecimiento, y entre octubre y noviembre un abono de floración.¿Qué necesita en el interior? Mucha luz, poca agua y nada de corrientes de aire.¿Qué necesita en el exterior? Con un cuidado adecuado  este arbusto alcanzará dos o tres metros de altura fácilmente. Tolera mal las heladas y la tierra húmeda.

Si pasado el mes de enero  ha perdido casi todas las hojas…¡No la tires! La planta no está muerta.

Pasos para conservar la Flor de Pascua:

* Si las sigues regando todo el año, sacándola al exterior en verano,  se hará una planta tupida con pequeñas hojas verdes.  Le saldrán hojas rojas pero  diminutas e insignificantes bien entrado enero del año siguiente.  La planta se habrá readapta con un profundo cambio y un aspecto totalmente distinto a cuando la adquirimos.

* Para conseguir  hojas grandes y sobretodo rojas seguiremos estos pasos: a finales de primavera podaremos los tallos a 10 cm de la base (pueden servir para nuevos esquejes) cuando haya perdido todas sus hojas. Cuidado con la savia blanca que puede irritar los ojos. Recubrimos el corte con cera de vela, carbón, ceniza de cigarrillo o  simplemente mojándola con agua caliente para cerrar la herida del tallo. Regaremos poco,  y la cambiaremos a una maceta un poco mayor, con turba ligeramente  ácida ( pH 5,5) y tierra blanda. Buscaremos un lugar fresco e iluminado. Al comienzo de otoño comenzaremos a regar un poco más y ayudaremos a la planta con abono de floración. Meteremos la Poisenttia unas 15 horas diarias en un lugar cerrado, sin luz (de las 17 h a las 8 de la mañana), así llegará a Navidad con unas preciosas brácteas rojas.

 Consejos:

* Cuando pasa del invernadero a las casas pierden muchas hojas por el cambio de temperatura y de luz. La trasladaremos  envuelta en plástico para que no coja frío y proteja las hojas. Elegiremos una planta en la que no haya muchas flores maduras, si tiene diez capullos ya está demasiado abierta y aguantará menos.

* En casa si el ambiente es seco las hojas se volverán amarillas y caerán pronto.  Necesita un riego medio, pues el exceso de agua también marchita las hojas. La tierra tiene que secar entre riego y riego evitando las corrientes de aire. Una vez pasado el mes de enero, podemos abonarla con fertilizante cada diez días.

Plagas de la Flor de Pascua:  mosca blanca, pulgón, araña roja, cochinilla o trips. Enfermedades: su mayor peligro son los hongos por exceso de humedad.

1 comentario

Deja tu comentario