Cómo plantar Plantas aromáticas

Cómo plantar albahaca

albahaca

La albahaca o alhábega es una planta aromática muy olorosa.  Es perfecta para tenerla en nuestra cocina porque aromatiza, sirve de condimento a innumerables platos y ahuyenta los mosquitos en casa y algunas plagas como la mosca blanca, mildiu o pulgón en nuestro huerto.  Está muy presente en la cocina mediterránea. Además la albahaca contiene muchas propiedades y beneficios para nuestra salud.

¿Dónde cultivarla? En suelos  ricos en materia orgánica, no compacto, ligero y con buen drenaje.  Debe recibir  sol directo y regarla frecuentemente. Aunque hay alguna variedad perenne, la albahaca es  una planta anual, la plantaremos de nuevo cada año. Necesita temperaturas mínimas de 10 a 15 grados y con un Ph entre 5 y 8. Debemos evitar el exceso de nitrógeno, puesto que  éste disminuye sus aceites esenciales, estos aceites  se encuentran en  sus tejidos en crecimiento; si disminuyen  provocarán un menor sabor.

¿Cómo se propaga la albahaca?  Para una cosecha temprana, la sembraremos en semilleros de poca profundidad, con tierra abonada dentro del invernadero, terraza o balcón y  a pleno sol. En cada agujero pondremos dos o tres semillas y las dispondremos a 1 cm de profundidad. Regar cada dos días y brotarán a los 15 días. Trasplantaremos la albahaca cuando alcance una altura de 10 cm, de mañana y sin regar el semillero.

A la intemperie se puede sembrar a finales de primavera, en surcos de 1 cm de profundidad y suelo húmedo. Aclare o trasplante a exterior a intervalos de 20/23 cm.

¿Cuándo cosechar? Haremos cortes frecuentemente, así evitaremos la formación de tallos leñosos. No dejaremos  que florezca porque  sus hojas se volverán amargas. Hay que tener un cuidado especial al recoger las hojas porque se dañan con facilidad. Dispondremos de albahaca desde el comienzo del verano hasta bien entrado el otoño.

Almacenamiento y usos culinarios:  Las hojas secas o frescas se utilizan en platos con tomate, salsa pesto, salsas para pasta, en  verduras y sopas.  Combina bien con el tomate ya sea en el jardín o en la cocina. Es mejor consumirla fresca, tiene mucho más sabor.

Las variedades más comunes son:

La albahaca verde o basilico: hojas suaves de color intenso y pequeñas flores blancas. Porte erguido y ramificado. Puede alcanzar hasta 90 cm.

La albahaca morada o Cinnamom: parecida al basilico pero más pequeña, alcanza unos 40 cm. Sus hojas son de color morado, flores de color rosa y aroma a canela y anís.

 

Nombre científico
Ocimum
Época de siembra
Finales de primavera
Profundidad de siembra
1 cm
Distancia de aclareo
De 20 a 23 cm
Época de cosecha
Desde comienzo de verano hasta el otoño

Deja tu comentario